Prevención de Legionella, ¿Cómo hacerlo?

Prevención de Legionella 01

La legionella es la tercera causa, en frecuencia, en provocar neumonías bacterianas, según datos del Ministerio de Sanidad. Debido a esto, la prevención de legionella es tan importante. No te pierdas este artículo donde te contamos los pasos a seguir para prevenir la legionella.

Prevención de Legionella, ¿Cómo hacerlo?

En base al Real Decreto 865/2003, del que os hablamos recientemente, la prevención y control se intensifican notoriamente en pos del cuidado de la salud ambiental en materia de prevención de legionelosis.

Los tratamientos de carácter preventivo contra la legionella, ya sean químicos como físicos, deben personalizarse en función de las características técnicas de cada instalación, de las necesidades del agua y de las condiciones del proceso productivo.

La medida más eficaz para la prevención de legionella se basa en un principio muy básico:

Adoptar medidas dirigidas a evitar las condiciones que favorezcan la multiplicación y colonización de la bacteria en agua.

Algunas de las condiciones a evitar son las siguientes:

  • Prevenir estancamientos de agua
  • Reducir la suciedad en el agua

Además, es muy aconsejable la realización de desinfecciones en continuo y llevar un control constante de la temperatura para una perfecta prevención de legionella. Os recordamos que esta bacteria suele proliferar en aguas calientes que oscilan entre los 23 y los 46 ºC.

¿QUÉ ES LA LEGIONELLA Y CÓMO SE ORIGINA?

¿Cuáles son las instalaciones con mayor riesgo de originar legionella?

Si atendemos a lo establecidos en el Real Decreto 865/2003, las instalaciones se dividen en dos grupos, de mayor o de menor riesgo.

En el grupo de mayor riesgo encontramos:

  • Torres de refrigeración y condensadores evaporativos,
  • Sistemas de agua caliente sanitaria con depósitos de acumulación y retorno
  • Bañeras y piscinas de hidromasaje.

Y en el de menor riesgo tenemos:

  • Instalaciones interiores de agua fría de consumo humano
  • Sistemas de agua caliente con acumulador sin retorno
  • Aparatos de enfriamiento, humectación o lavado por pulverización de agua
  • Fuentes ornamentales
  • Sistemas de agua contraincendios e instalaciones de riego por aspersión.

Que se denominen de menor riesgo no implica que no vayamos a encontrar un foco en este tipo de instalaciones.

Expertos en prevención y control de legionella.

Los profesionales que forman el equipo de ISLAPLAGAS están especializados en la prevención y el control de la legionella. Por ello, os recomendamos que, para una mayor seguridad y tranquilidad, contéis con el equipo de ISLAPLAGAS para examinar y tratar vuestro caso. Ponte ya en contacto con nosotros sin compromiso.