Diferencias entre las termitas y la carcoma

Diferencias entre las termitas y la carcoma Portada

A pesar de que puede parecer que estamos hablando del mismo insecto, la realidad es que las termitas y la carcoma son dos especies diferentes, ambas pertenecientes a la familia de las xilófagas.  En este artículo os vamos a enseñar las diferencias entre las termitas y la carcoma.

Diferencias entre las termitas y la carcoma

Como hemos mencionado anteriormente, las termitas y la carcoma pertenecen a la misma familia de plaga xilófagas, es decir, ambos son insectos amantes de la madera. Aún así, existen factores que los diferencian.

El principal es el hecho de que las termitas son insectos sociales mientras que la carcoma no. Pero aún más rompedor es el hecho de que la carcoma pertenece al orden de los Coleópteros, es decir, al grupo de los escarabajos.

Diferencias físicas

Si nos fijamos en la morfología, las diferencias entre las termitas y la carcoma son notables:

  • Termitas:  Cuentan con seis patas, un par de antenas en una cabeza bien definida y pueden tener alas Su color es blanquecino.
  • Carcoma: En la fase en la que comen madera se encuentran aún con su forma de larva, por lo que carecen tanto de patas como de antenas.

Infestaciones

Otro punto a tener en cuenta es en las infestaciones, es decir, en las plagas de cada uno de estos insectos.

Diferencias entre las termitas y la carcoma

  • Termitas: Se pueden ver a simple vista, sobretodo a aquellas que tienen alas. A estos insectos no les gusta el sol, por lo que suelen desplazarse a través de túneles que van fabricando para abrirse paso hasta la madera.
  • Carcoma: La carcoma nunca se mueve a través de túneles. La principal señal de plaga la tenemos si encontramos presencia de pilas de serrín cercanas a estructuras de madera.

Sea cual se la plaga que tengas, si es carcoma o termita, en ISLAPLAGAS nos ocuparemos de tu problema. Pide ya tu presupuesto sin compromiso.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *