Tres consejos para evitar la plaga de plásticos en los océanos

evitar la plaga de plásticos en los océanos portada

Cómo os contábamos hace unos días, las plagas de plásticos en los océanos se ha convertido en un problema bastante grave que debe ser evitado, por ello queremos daros algunos consejos para que, entre todos, podamos evitar estas plagas de plásticos y así cuidar del medio ambiente.

Consejos para evitar la plaga de plásticos en los océanos

1. Llevar tus propias bolsas

Desde que hay que pagar las bolsas de plásticos cada vez que hacemos una compra, lo ideal, para ahorrar tanto residuos como dinero, y además evitar la plaga de plásticos en los océanos, es llevar siempre encima una bolsa de tela. Con este tipo de bolsas tenemos muchos beneficios:

  • Son fáciles de transportar, ya que plegadas no ocupan apenas espacio.
  • Se pueden lavar, por lo que se pueden reutilizar más veces y alargamos su vida útil.
  • Muy económicas.

2. De picnic, no arrojar residuos

Si vais a la playa, un rio, largo…etc, es muy importante no dejar residuos. Utilizar tappers, que mejor si son de cristal o acero inoxidable, donde guardar la comida para así evitar las envolturas y llevar botellas de agua reutilizables pueden ser una gran solución para reducir el gasto de plásticos.

evitar la plaga de plásticos en los océanos 01

Otro consejo para cuando vamos de picnic es el uso de utensilios de cocina de bambú o de acero inoxidable, ya que son reutilizables

3. Dile adiós a los chicles

¿Por qué debemos de quitar de nuestro día a día los chicles? Pues porque su composición es en su gran mayoría plástico, un plástico muy complicado de reciclar, que en muchas ocasiones acaba tirado sin ningún cuidado y que favorece la contaminación.

Una alternativa son los chicles 100% ecológicos y naturales, que, a pesar de no ser muy vistos, existen.

Existen muchas más fórmulas para no contaminar, pero la idea principal es la de intentar reducir el consumo de plásticos en nuestro día a día sustituyéndolo por otros materiales como la tela, el bambú o el acero inoxidable.

Un pequeño gesto puede ayudar a evitar la plaga de plásticos en los océanos.